Qué es la automatización de marketing y cómo la implementamos
30/08/2016
Fotograma de la película Brazil - 1985
Oportunidades en la era digital – 2016
06/09/2016

La (no) ciencia del marketing viral en cinco recomendaciones

La viralidad es uno de esos conceptos con los que nos atreveríamos a definir la sociedad y la comunicación de los últimos tiempos. Alrededor a este fenómeno se han creado libros, debates y hasta medios nacidos exclusivamente para hablar de ‘lo viral en Internet’.

Verne es una de esas publicaciones que plasman diariamente las ideas que difundidas por la red a gran velocidad. Delia Rodríguez, su ex-directora habla en su (recomendable) libro Memecracia de la viralidad de Internet como algo que bebe de lo primario y de las emociones más intensas.

Twitteros como Gerardo Tecé o Jorge Cremades usan la ironía descarnada o el humor irreverente para llegar hasta ella. Playgrounder, en su intento de movilizar conciencias y emocionarnos, utiliza el formato de vídeos de un minuto que consigue millones  de reproducciones que aparecen una y otra vez por nuestros timelines. Y lo cierto es que, les damos al play.

Y yo, ¿cómo consigo hacer marketing viral?

En Concepto 05 sabemos que muchos anunciantes conciben esta fórmula como un objetivo a alcanzar en casi toda acción online. Pero la respuesta es ciertamente complicada.

Si tomamos como ejemplos algunos de los últimos hechos más virales en Internet veremos como no se trata de una cuestión de acción-reacción. O es que ¿acaso era predecible pensar que elRubius consiguiría el cuarto mensaje más retwitteado de la historia de Twitter con tan solo escribir la palabra “limonada”?

Dicho esto, existen algunos componentes que se pueden tener en cuenta para incrementar las posibilidades de crear una campaña viral. Estos son para nosotros los cinco más interesantes:

1. El factor visual

Casi todas las cosas que se viralizan tienen algo de componente visual. Añadir una imagen o un vídeo potente a tu campaña puede hacer que se comparta más fácilmente. Incluso puedes aprovechar lo visual para conectar con tu audiencia y que sean ellos mismos los que aporten contenido a través de un hashtag en relación a tu producto.

Es más, para conseguir viralidad en ciertas redes como Instagram es la propia estética la que marca que algo tenga más o menos interacciones. Patrones y conceptos como el minimalismo, lo marinero, los espacios bonitos o la nueva poesía son tendencias que gustan mucho y pueden servir para construir campañas exitosas.

2.Trabajar con las emociones

Al principio lo decíamos, las emociones lo son todo. Las campañas virales juegan con el humor o van a lo sentimental, pero nunca se quedan en lo plano.

La información por sí misma no es suficiente cuando se busca que el usuario corra la voz. Piensa en cómo integrar en tus contenidos esa dosis de inspiración, gracia, felicidad extrema o incluso tristeza que motive a la persona a compartir. Y para ello es muy importante dejar de ser neutral y mejor tomar partido a la hora de tratar ciertos asuntos que se relacionen con tu marca.

3. Mantener los mensajes simples

Tu campaña no puede ser compleja. Si pretendes enviarle una novela completa a tu público, no la compartirán y probablemente ni siquiera la lean. El gancho tiene que ser rápido: un vídeo corto, una simple infografía, un artículo con un titular evocador que exija pequeñas acciones de tu audiencia.

¿Solo los mensajes pueden ser virales? Pues no. Hay productos y servicios que también consiguen serlo. Sin ir más lejos tenemos el caso de apps móviles que han encarado su estrategia desde el marketing viral. Tinder, por ejemplo. O, sin ir más lejos, la reciente explosión del fenómeno Pokemón Go.

4. Unirse con partners que amplifiquen la campaña

Hawkers parece el caso icónico de como agrandar su eco a través de colaboraciones bien elegidas, no solo con celebrities sino con plataformas que aglutinan a muchos usuarios como Forocoches o El Otro Lado.

La fórmula de los sorteos les funciona, sí, pero aunque lo parezca, esta marca de gafas no centra sus esfuerzos solo en ‘un bombardeo promocional’ sino en estudiar los datos sobre el comportamiento de su target para saber dónde, cuándo y cómo lanzar los mensajes. Vital para la viralidad.

5. Y por supuesto, no forzarlo que se nota

Anima a que tu campaña se comparta, pero sin rozar al spam. Recuerda que en el marketing de viralidad hay mucho de impredecible y nunca sabes hasta qué punto darás en el clavo. Pero lo que sí puedes hacer es enfocarte en la estrategia del tono, el mensaje, el tipo de contenido y en involucar al usuario para que se sienta identificado con tu marca. De esa forma conseguirás mayor alcance y mejorarás la relación con tu comunidad 😉

¿Qué otros factores te gustaría añadir a esta lista? Cuéntanos casos de éxitos virales en los que hayas participado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *