facebook-ads
Facebook Ads: tips para organizar tus anuncios y hacerlos más eficaces
03/05/2016
generacion-z-nativos-digitales
Generación Z: Mitos y realidades para descifrar a los nativos digitales
17/05/2016

El SEO más allá de las keywords: Guía básica sobre linkbuilding

El linkbuilding puede ser una arma de doble filo. Bien tratada y consiguiendo enlaces de calidad, esta táctica puede aportar grandes resultados para tu web en términos de SEO. Pero qué pasa si erramos en el intento y los links que conseguimos son de mala calidad y/o spam. Pues que, desde que llegó el algoritmo Penguin, la penalización de Google nos hará mucho daño y será complicado de solucionar.

Elemental, mi querido Watson…

Como diría el afamado Sherlock Holmes, empecemos por lo básico  y definamos qué es el linkbuilding. Un proceso activo para incrementar los enlaces hacia tu página que se posiciona como uno de los factores más destacados de la estrategia de SEO Off-Page. Para Google esta es una señal de popularidad que le permite clasificar los dominios dependiendo de su autoridad (valor medido del 1-100 por los buscadores).

En datos de Moz, el índice de links de calidad podría tener un peso del 19,15% para el ranking SEO. 

En muchos casos, podremos diseñar reclamos desde nuestra propia web que atraigan esos enlaces de forma natural, un contenido fácilmente vinculable por otras fuentes. A esta utilizada fórmula se le conoce como linkbaiting y, en su esencia, tiene un enfoque similar al de las estrategias content marketing (de las que ya os hemos hablado). Entre los elementos más eficaces que se pueden crear, encontramos:

  • Infografías
  • Ebooks
  • Tutoriales
  • Vídeos
  • Guías

Links buenos vs malos: ¿Cómo diferenciarlos?

Como se menciona al principio, hay que tener siempre en mente que la calidad prima sobre la cantidad. Antes de la llegada de Penguin, era muy común tirar excesivamente de directorios, comentarios en blogs y/o foros para ‘engordar’ el número de enlaces hacia nuestra página. Lo cierto es que esto era poco natural, por lo que hoy en día su eficacia es muy dudosa. En pequeñas dosis, no tienen porque generar problemas, pero ojo con abusar de ellos pensando que será beneficioso para nuestro linkbuilding.

Ahora es el turno de saber más sobre los enlaces por los que sí debemos apostar desde el principio. Mientras estás definiendo tu estrategia de SEO, piensa en conseguir estos cuatro tipos de enlaces o backlinks:

  • Links que apunten a tu homepage
  • Links que apunten a las páginas dentro de tu web (productos, servicios, artículos de blog, etc..)
  • Links que contengan el nombre de tu marca en el ‘anchor text’
  • Links que contengan la keyword principal a la que te estás dirigiendo

Para saber cuáles de estos enlaces ya están apuntando a tu página, es recomendable utilizar la herramienta Open Site Explorer o Semrush. En ellas también podrás averiguar qué tipo de enlaces están apuntando hacia tu competencia para tratar de igualarlos, especialmente si vienen de blogs o medios de comunicación muy relacionados.

herramientas-linkbuilding-open-site-explorer

Hay dominios que, por cuestión de autoridad, tienen más peso para los buscadores y, por tanto, más valor si conseguimos que sean enlaces entrantes a nuestra web. Las .gov o .edu son un algunos de los casos más reseñables. Por otro lado, si queremos cuantificar el flujo de los backlinks es importante conseguir más dominios entrantes que enlaces entrantes a nuestra página. Google premia la diversidad, como también premia que el contenido de la página que nos apunte tenga relación con el contenido que publicamos.

Acciones que debes incluir en tu estrategia de linkbuilding

Cuando pensamos en cómo llegar a conseguir estos enlaces de calidad, hay dos tipos de aproximaciones: de forma directa o indirecta.

La primera será un contacto de medio a medio con aquellos sitios de referencia dentro de tu sector como blogs. Establecer una conexión previa a través de redes sociales, por ejemplo Twitter, suele funcionar. Hazte notar, pero sin rozar el spammeo. Comparte contenido de valor en redes, menciónalos y crear listas con los bloggers más influyentes para después definir qué tipo de acción de linkbuilding vas a utilizar en cada caso.

La segunda aproximación tiene que ver con las fórmulas de linkbaiting que ya comentamos. Pero además de esta, existen otras acciones que pueden servirte de inspiración:

  • Notas de prensa: aprovecha cualquier evento  para conseguir enlaces en medios. Haz un envío a periodistas/bloggers para que acudan a esa conferencia o reunión o simplemente se hagan eco con los enlaces que has compartido en el archivo que les mandaste, claro.
  • Fuentes propias: una empresa puede tener más de un dominio en funcionamiento. Si es así, aprovecha para enlazarlos entre sí, pero ¡ojo no abuses! El enlace además debe ser por marca. Un buen ejemplo es el blog de Con tu Cocina (creado por la marca Koama) para además generar contenido de valor para el sector de la hostelería y gastronomía.
  • Enlaces de pago: Es una acción de patrocinio online común a cambio de remuneración o intercambio de productos por links. Suelen ser reviews en blogs o magazines.

Tanto si tu marca se está iniciando en temas de linkbuilding, como si ya tiene recorrido en estas acciones, vale la pena seguir manteniéndose al día con estas lecturas y más formaciones. El panorama SEO es algo cambiante, por lo que generar calidad incluso a través de los enlaces es fundamental para poder competir. En este enlace encontraréis información sobre cómo utilizar la etiqueta ‘nonfollow’ con la que decirle a Google que links no se debe seguir. Sigue estos consejos y, sobre todo, controla los links peligrosos para evitar penalizaciones innecesarias 😉

 ¡Esperamos vuestros comentarios y dudas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *