Spotify Web Player deja una puerta abierta en su versión beta
22/11/2012
Un fenómeno llamado #TerradeBloggers
29/11/2012

Cómo generar mayor tráfico en nuestro blog gracias a LinkedIn

 

LinkedIn ofrece un gran potencial para la difusión de los contenidos de un blog. De hecho, en el caso de mi blog (Ideándose) más del 50% del tráfico proviene de esta red social. Pero, ¿cómo podemos conseguir que esta red genere tráfico? O mejor aún, ¿cómo podemos conseguir a través de ella lectores fieles?

Aunque tengamos muchos contactos en LinkedIn y todos ellos estén muy interesados en la temática de nuestro blog, difícilmente conseguiremos atraer un nivel de lectores significativo mediante actualizaciones en la página principal de esta red social. El verdadero potencial para conseguir lectores, como veremos, reside en los grupos.

Los grupos de LinkedIn permiten llegar a un gran número de usuarios con los que no estamos conectados de manera directa pero sí a través de intereses comunes. Además, y ahí está la clave, las actualizaciones de los grupos llegan a los usuarios por email periódicamente, y de esta manera conseguimos introducir nuestro blog en la bandeja de entrada de mucha gente, con una alta probabilidad de que estén interesados en la temática de nuestro post.

Por lo tanto, debemos buscar e introducirnos en aquellos grupos dedicados a los temas que tratamos habitualmente en nuestro blog y difundir en ellos nuestro contenido. Pero antes de empezar debemos tener en cuenta una serie de cosas:

Límite de grupos. Linkedin nos permite estar hasta en 50 grupos de manera simultánea. Puede parecer mucho, pero si tratamos varias temáticas en nuestro blog y además existe un gran número de grupos que giran en torno a estos temas, puede que 50 se nos hagan pocos. Por eso, debemos afanarnos por optimizar nuestra cartera de grupos a aquellos en los que observemos más tráfico, pero sobre todo más interacción.

Grupo abierto o cerrado. LinkedIn presenta diversas opciones a la hora de controlar el acceso y las publicaciones en los grupos. Normalmente tendremos menos problemas para publicar nuestros contenidos en grupos abiertos. Sin embargo, los grupos cerrados suelen tener una audiencia de mayor calidad y más predispuesta a la interacción.

Información del grupo. Para determinar si un grupo es interesante o no, debemos fijarnos en sus normas, sus estadísticas (número de usuarios, sector, ubicación, función, etc.) y su actividad (de nada sirve estar en un grupo con muchos usuarios si estos no son activos y el grupo lleva semanas o meses parado).

Participación. Para que nuestros post reciban interés por parte de los miembros del grupo, tendremos que ser un usuario activo y no limitarnos a compartir nuestros contenidos (no queremos ser tachados de spammers). Para ello debemos abrir debates, participar en los que abren otros usuarios o compartir contenidos de terceros. En definitiva, interactuar.

Si dedicamos un poco de tiempo a gestionar nuestros grupos de LinkedIn, nos sorprenderemos ante la cantidad de comentarios que pueden llegar a recibir nuestras entradas y cuántas visitas llegarán a nuestro blog. A la vez incrementaremos nuestra red de contactos conversando con nuestros lectores en los grupos.

¿Creéis que LinkedIn os puede ayudar a conseguir lectores y ser una parte importante en la estrategia de difusión de vuestros contenidos?

[author-box-2]

2 Comments

  1. Me ha encantado el artículo. Corto y claro! Voy a empezar “a darle” a los grupos! 😉

  2. Muchas gracias Carolina! ya nos contarás qué tal te funciona 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *