Cometta: Una historia que contar
14/06/2012
5 herramientas gratuitas para medir y monitorizar nuestra actividad digital
21/06/2012

Facebook y su privacidad

Son dos los motivos principales por los que los usuarios se quejan a menudo de Facebook. El primero son las constantes actualizaciones estéticas que sufre la página y que hacen que las opciones cada día estén en un sitio diferente. El segundo es la privacidad de los datos de los usuarios. Y es que Facebook es, sin lugar a dudas, la empresa que más información tiene sobre sus usuarios del mundo.

Max Schrems, estudiante de Derecho de 24 años, insistió en que Facebook le proporcionara la información que tenía sobre él. Ante este tipo de peticiones, Facebook se limita a mandar la información acorde a la ley del país en cuestión, pero en el caso de Schrems cometió el error de enviar todo lo que tenía, 1.222 páginas en un CD, con datos divididos en 57 categorías entre las que se encuentran aficiones, gustos, ideología política o religiosa. Abrumado, Max Schrems decidió denunciar a Facebook y ha ganado.

La sede internacional de Facebook, que no afecta a los usuarios de Canadá y Estados Unidos, se encuentra en Dublín. En este caso es la oficina irlandesa de protección de datos quien interviene, con una plantilla de 20 miembros encargados de supervisar la gestión de datos de más 500 millones de usuarios de Facebook y sus movimientos en otras redes, todo ésto como una actividad más añadida al resto de sus competencias. Hagan sus cuentas, la tarea es imposible.

Aunque es cierto que Facebook no ha utilizado el enorme poder que supone la información que tiene, o al menos eso parece, es peligroso que una empresa albergue tal cantidad de información de tantos ciudadanos del mundo. Como ha declarado Max Schrems:

“Facebook sabe más de nosotros que lo que sabía la Stasi y la KGB sobre cualquier ciudadano normal”

 

Gracias a la denuncia de este joven, Facebook se ha comprometido, después de tres meses de investigación, a tener una mayor transparencia con los usuarios en cuanto a la privacidad de los mismos, y va a tomar medidas como, por ejemplo, borrar la información que su plugin me gusta le proporciona sobre cualquier tema, fotografía o noticia de periódico digital.

Aunque Max Schrems estaba sorprendido por la cantidad de información que tienen sobre él, no ha cerrado su cuenta para no perder la posibilidad de hablar con sus amigos, que utilizan todos Facebook. Ha asegurado que es la empresa y no los usuarios los que tiene que cambiar.

 

[author-box-2]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *