Las transacciones digitales se democratizan con tal fuerza que España volvía a batir un récord a principios de año, alcanzando un 27% de crecimiento en ventas online. Lejos queda ya la desconfianza de los consumidores, quienes ahora premian el tener a disposición de click y sin moverse del sofá todo un escaparate de productos y/o servicios.

Mientras tanto, las empresas buscan agilizar los procesos y adaptarse a estas nuevas dinámicas de compra. Independientemente de cuál sea el modelo de negocio, la digitalización de las ventas exige en todos los casos de una plataforma de e-commerce confiable y WordPress, sin duda, es una de ellas.

España es el país que más utiliza las plataformas de pago digital. Fuente: Nielsen

España es el país europeo que más utiliza las plataformas de pago digital. Fuente: Nielsen

WooCommerce: el plugin perfecto para crear tiendas online

Las ventajas y la flexibilidad que WordPress presenta como gestor de contenidos (CMS) se mantienen a la hora de alojar tu ecommerce. Especialmente si tu web está creada en esta plataforma, puesto que te ahorrará el tener que administrar dos sistemas por separado.

El plugin que debes instalar es WooCommerce, una herramienta de lo más completa que ofrece el servicio backend necesario para crear y controlar tus páginas de producto, el carrito y los procesos de compra.

Otra de las decisiones fundamentales que debes tomar en este punto es cuál será tu pasarela de pago (aquella donde se ingresará el dinero de las transacciones). Como hemos visto en el primer gráfico, Paypal es una de las opciones más recomendables y utilizadas por los consumidores.

Una vez tienes activada tus respectivas cuentas, diseña las primeras páginas con una selección de productos. Si quieres comprobar que el sistema de pago funciona correctamente, utiliza el sistema de transacciones de prueba PayPal Sandbox 

wordpress-ecommerce

WooCoomerce cuenta también con una galería de temas y extensiones, tanto gratuitas y premium ¿Se puede pedir más? 😉

Del inventario a los costes de envío

Más allá del funcionamiento interno de la plataforma, existen otras reglas de oro que debes tener en consideración al embarcarte en la aventura del mundo ecommerce:

  • Asegúrate de guardar tu stock en el espacio adecuado.
  • Mantén al día la información sobre las cantidades de producto para que los números que ofreces en la plataforma sean los correctos y evitar disgustar al cliente.
  • Analiza el método de costes de envío de producto y deja claro en todo momento cuáles son las opciones.

Que no cunda el pánico, para esto también cuentas con algo de ayuda extra. Para quienes quieren gestionar eficientemente el inventario de la empresa, la mejor alternativa es TradeGecko. Una herramienta cloud que contabiliza y hace rastrear en tiempo real tu stock (100% compatible con WooCoomerce).

Si bien lo que quieres es una extensión para optimizar las opciones de envío de producto, una de las soluciones con las que contar es ShippingEasy

Encárgate de que tu ecommerce sea responsive para dispositivos móviles | Imagen vía Wallapop

Ideas útiles, un empujón y ¡a vender!

Como seguramente querrás ponerte en marcha después de leer este tutorial, no olvides que, junto a la gestión de la plataforma, puedes exprimir otras buenas prácticas  para maximizar tus ventas online. Toma nota:

  • Utiliza siempre imágenes de calidad y alta definición:  Será clave para comunicar el valor de tu producto y animar al cliente a hacerse con él (recomendable esta guía de ideas de Shopify)
  • Apuesta por los vídeo-productos: Así explicarás con mayor detalle y de manera interactiva aquello que ofreces. Especialmente útil si lo que comercializas es un servicio.
  • Escribe fichas de producto con enganche: Los usuarios están constantemente comparando productos online. Los tuyos no serán la excepción, así que no descuides las descripciones que haces de ellos. En ellas no deben faltar elementos básicos como: tamaño, peso, color, precio, descuento, etc..

No hay vuelta atrás. El ecommerce ha llegado para quedarse y en muchos casos ofrece nuevas posibilidades de facturación para pequeñas y medianas empresas, así que es el momento de explorar todas las opciones.